Lecturas: "La maldición del paraguas"

La publicación de una obra de Lewis Trondheim es sinónimo de divertimento asegurado. La maldición del paraguas es un vivo ejemplo del humor autoparódico de uno de los grandes nombres de la escena de la nouvelle BD.



La maldición del paraguas
Lewis Trondheim
Ediciones Sins entido




La maldición del paraguas es un compendio de historietas de una sola página que están extraídas directamente de la vida de Lewis Trondheim, por su puño y letra. En ellas leemos su asistencia al Festival de Angoulême en el que recibió el gran premio y su viaje de documentación para La isla de Borbón 1730, en el ámbito profesional, o la adopción de unos gatitos y otros episodios hogareños que nos presentan a la persona que hay detrás de su inmensa obra. Publicadas inicialmente en su blog, estos breves retazos autobiográficos aúnan el humor típico del autor y la sinceridad de quien se ve como un loco de atar y no pretende ocultarlo. Una visión propia en tercera persona que nos entrega en bandeja de plata a un Trondheim-personaje para que nos cebemos en su ridículo y que acaba por convertirse en alguien entrañablemente cercano. Una maniobra curiosa de distanciamiento y humillación con la que paradójicamente consigue acercarnos con cariño y cierto guiño de complicidad a una caricatura y sus extravagancias. Éstas son las pequeñas tonterías de cada día que se nos van acumulando y, cuando nos queremos dar cuenta, han pasado, no a formar parte tangencial de nuestro paso por estas tierras, sino a ser precisamente los elementos que nos pueden definir a la perfección. Los tics, las neuras, los comentarios jocosos, los miedos y nuestro trato con nuestra familia y amigos, todo ello supone nuestro día a día y tan sólo de nosotros depende cómo afrontemos cada mañana. Lewis Trondheim lo tiene claro. Si en Mis circunstancias se confesaba como una persona intratable, asocial y neurótica, en La maldición del paraguas nos obsequia con los pequeños episodios cotidianos que ponen la salsa a un día perfecto (o no). Como la mejor defensa es un buen ataque, no se me ocurre mejor táctica a emplear para reírse de uno mismo. Los cortos capítulos de este libro vienen a mostrarnos la otra faceta del autor galo: aún un tanto borde y paranoico, revela su lado más mordaz, bromista y entrañable. A sus cuarenta años bien cargados en sus espaldas todavía es capaz de jugar con un sable láser de juguete y no tener la vergüenza de ocultarlo. O engañar a un grupo de personas que esperan ansiosos la firma de su dibujante favorito y alejarse de allí con una sonrisa maliciosa en los labios. Incluso arrastra consigo a algunos de sus amigos, como Joann Sfar, Christophe Blain o Manu Larcenet, unos artistas de mucho cuidado cuyas travesuras no tienen nada que envidiar a las del protagonista. Y lo que es peor: con todo, arranca con certera intención de nuestra memoria algún recuerdo un tanto sonrojante. Así claro que no nos vamos a reír de él, sino con él... ¡Nos la ha vuelto a jugar!

Etiquetas:

7 Comentarios:

  • y no dices nada de la PESIMA traduccion?? con cosas como "detras tuya" o "picar la cartera"??

    pero claro... sinsentido es la editorial exquisita por excelencia y como nos hace "el favor" de publicar trondheim, todos a callar...

    y no hablemos de la rotulacion... por lo menos no es tan mala como las de ponent mon.

    menudo robo, 15 euros por algo tan mal hecho...

    Por Anonymous manu, a las 11:46 a. m.  

  • Sí, hay ciertos giros en la traducción que dejan mucho que desear. Supongo que el revisor podría haberse esforzado más y no haber dejado colarse ningún "detrás tuya" que duele tanto a la vista.

    El mayor problema de la rotulación es la I con serifa. Por lo demás, se aproxima a una caligrafía manuscrita como la del autor. Ahora mismo no lo tengo a mano y no recuerdo bien cómo es, salvo este detalle. Tendría que comparar con la edición de Shampooing para ver qué grado de fidelidad mantiene.

    La rotulación de Ponent Mon depende del título. Supongo que te quejas de "Por qué he matado a Pierre" ó "Tres destellos blancos", ¿no?

    De todas formas, considerar caro pagar 16 euros por un tomo a color con buen papel y 128 páginas ya entra dentro de las susceptibilidades de cada uno.

    Gracias por los comentarios.

    Por Blogger tirafrutas, a las 12:00 p. m.  

  • bueno, lo de ponent no es solo por unos titulos... los complots nocturnos de david b es un destrozo, y las de sfar, otro tanto, ademas de la de blutch. ahi fue cuando decidi dejar de comprarme sus ediciones y leermelo en frances, aunque cueste un poco mas. la unica que se salva es fresa y chocolate, que creo que lo rotulo la autora misma.

    La rotulacion de "la maldicion..." no esta mal, las hay mucho peores, pero no quita que se note que el hecho de que es mecanica.

    Si que es un buen papel y tiene una muy buena reproduccion del color, pero si lo de "detras tuya" y demas lo hubiera hecho planeta, norma o panini, otro gallo cantaria, no creeis? post en ADLO seguro. pero claro, es sinsentido...

    Por Anonymous manu, a las 1:30 p. m.  

  • Vaya, como si Sinsentido fuera algo intocable para ADLO. ¡Como si lo fuera cualquier editorial! :D

    En cuanto a lo de Ponent Mon, creo que exageras por la rotulación de Sfar y Blutch. No dista mucho de la empleada por Norma o Sinsentido para Sfar, por ejemplo. Y bien que simula una rotulación manual cercana a la letra de los autores. Claro que sería ideal rotularlo a mano, pero a ver quién se pone y sobre todo quién lo paga. Dejar de comprar Sfar o Blutch de Ponent Mon por esa rotulación me parece exagerar. Pero el dinero es de cada uno, por supuesto...

    Por Blogger tirafrutas, a las 1:34 p. m.  

  • Deberiais relajaros y no criticar tanto a los demas. Esta es una genial obra tanto por el aspecto grafico como por el guión. Quizas si tenga puntos mal traducidos pero es un fenomeno de cómic y a mi me encanto.

    Por Blogger Jodri, a las 1:31 p. m.  

  • Por supuesto, es un cómic magnífico.

    Por Blogger tirafrutas, a las 1:34 p. m.  

  • Compared to the harm that's taking place in the pharmaceutical industry, slimming capsule isn't even a blip on the radar. If you want examples of really dangerous medicine being sold to consumers, look no further than Big Pharma and FDA collusion.The campaign to discredit all herbs.

    Por Anonymous Anónimo, a las 7:32 a. m.  

Publicar un comentario



  << Ir a la página principal