Lecturas: "Clásicos Star Wars: Hace mucho tiempo... Doomworld"

Atención: post que adolece de un egocentrismo galopante. Ataque de nostalgia a la vista, aunque supongo que no seré el único.

Hace mucho tiempo, en una población muy muy del extrarradio de Barcelona...



Clásicos Star Wars: Hace mucho tiempo... Doomworld
Varios autores
Planeta deAgostini




Recuerdo vagamente los flashes, los chisporroteos y las tremendas explosiones que poblaban la gran pantalla donde se proyectaba la primera cinta de lo que ya se había convertido en la gran saga galáctica por antonomasia (que me perdonen los trekkies). Todavía no calzaba bien los pantalones, pero algunas imágenes se quedaron grabadas en la cabecita del tierno infante: la imponente presencia del destructor imperial que daba caza a la corbeta rebelde, la magia abracadabrante del viejo caballero Jedi, las naves de extrañas formas que surcaban el espacio y esa negra figura misteriosa que se comía la pantalla ella sola. Todo esto era demasiado para la impresionable mente de un crío de alrededor de siete años. Cuántos huecos de la memoria han rellenado los constantes revisionados es algo que no sé muy bien, pero sí tengo claro que esa primera vez es la causante de todo.

Por aquella época, desgraciadamente (o afortunadamente, según desde qué lado de mi salud mental se mire), en casa no había aparato reproductor de vídeo. Las únicas y contadas ocasiones en que emitían La guerra de las galaxias o sus secuelas por televisión eran insuficientes para saciar el hambre que teníamos los fans del barrio. Pero en estas que la biblioteca de cómics de mis hermanos mayores tenía en su haber un precioso tesoro: un cómic titulado Guerras estelares mostraba en sus portadas a los mismos personajes que protagonizaban la idolatrada película. Qué maravilla descubrir en su interior nada menos que las mismas aventuras que erizaban el pelo desde el tubo de imagen del televisor. Pronto caerían en mis manos los cuadernillos de Bruguera con nuevas e inéditas escaramuzas de los héroes galácticos y, como colofón, la serie de Forum que se inauguraba con el gran festival de El imperio contraataca, sin lugar a dudas el mayor logro en la saga de George Lucas.

Veinte años después de aquella primera serie de Forum, Planeta deAgostini plantea la reedición completa y cronológica de los cómics que fueron realizados bajo el sello de Marvel, tal y como la ha llevado Dark Horse en los Estados Unidos. En la década de los 70, Marvel estaba trasladando al cómic los más populares largometrajes de ciencia ficción, como El planeta de los simios o 2001: Una odisea en el espacio. Fue entonces cuando apareció La guerra de las galaxias e inmediatamente se percataron de que era una película perfectamente adaptable al espíritu de las aventuras puramente Marvel. La publicación de los cómics del universo de Lucas comprendió 107 números que ahora han sido recopilados en siete volúmenes de más de 300 páginas que harán las delicias de los nostálgicos y los completistas.

Porque, no nos engañemos ni nos dejemos engatusar por el recuerdo, la calidad de estos cómics no es excelente, aunque entre sus sagas lleguemos a encontrar capítulos memorables o un Al Williamson y un Michael Golden en estado de gracia. Por contra tenemos a un Howard Chaykin prácticamente desconocido y el Carmine Infantino de la época, un dibujante de oficio con unos personajes haciendo equilibrios en cada viñeta. El mayor atractivo de este voluminoso tomo viene de la primera saga contenida en él, que abarca los primeros seis comic-books originales. Se trata, precisamente, de la adaptación del auténtico primer episodio de la saga. Cuando todavía se conocía el largometraje por Star Wars y eso del Episode 4: A New Hope era una extravagancia ignorada, Marvel se hacía con la licencia de los personajes de este peculiar film. Esta adaptación, realizada por Roy Thomas y Howard Chaykin, resultaba extraña en el momento de su publicación. No en vano es famosa por haberse realizado a partir del guión original, donde se encontraban escenas que no fueron incluidas en el montaje final. De esta manera, Luke charla con Biggs en Tatooine antes de que éste abandonde el planeta y la academia para enrolarse en las filas rebeldes, Jabba es un alienígena más bien escuálido (ni el mismo Lucas sabía por entonces la apariencia del villano intergaláctico) y Han Solo es quien dispara primero en la cantina de Mos Eisley. Atentos, pues, que en las primeras páginas de este Clásicos Star Wars: Hace mucho tiempo... Doomworld, tenemos la primera "edición especial".

El resto del tomo narra las aventuras de Solo y compañía inmediatamente posteriores a la destrucción de la Estrella de la Muerte. En estas historias y al contrario de lo que sucedería más adelante con la licencia en manos de Dark Horse, Marvel tenía carta blanca para hacer y deshacer a su antojo, hilvanar aventuras tan estrafalarias como se imaginaran sus guionistas, aún sin albergar el espíritu original de la saga. Así es cómo se explican los siguientes relatos, más centrados en la aventura pura y la fantasía producto de una imaginación desbordante. Unas historias que tienen un encanto genuinamente kitsch al inicio, hijas de su época y de sus padres del bullpen Marvel, con guiños y chistes privados incluidos (como por ejemplo esa versión de Sergio Aragonés llamada Serji-X Arrogantus), pero que conforme van avanzando los números van adquiriendo un pulso firme y una calidad destacable. Poco a poco se va formando un universo completo, con personajes propios incorporados a la plantilla original que vienen a enriquecer el relato de Lucas. Y es que la galaxia era muy lejana, pero no pequeña.

Pese a alejarse de la concepción original de la primera película, estas aventuras forman parte de la historia de la saga. Fueron el primer paso más allá del film de 1977. Las andanzas de los rebeldes no se constreñían a una película de hora y media, sino que seguían vivas en el salón de casa, en unos cómics que se han ido amarilleando y que ahora tienen su propia edición especial revisada y mejorada.

Etiquetas:

3 Comentarios:

  • Pues yo estoy indeciso si comprarlo o no. Alguien lo ha leído, merece la pena?

    Por Anonymous Anónimo, a las 6:40 p. m.  

  • Cómpralo sin falta. Y oda la colección, merece la pena.

    Por Anonymous Anónimo, a las 8:45 p. m.  

  • Yo tengo pensado comprarme la coleccion !!!

    Por Anonymous Anónimo, a las 11:16 p. m.  

Publicar un comentario



  << Ir a la página principal