Antologías

La Cúpula y Glénat recuperan el formato antología
MOME Verano 2007
Varios autores
La Cúpula
Rústica. 132 pág. B/N y color. 18 €
Sexy Chix
Varias autoras
Ediciones Glénat
Rústica. 104 pág. B/N. 15 €


Las antologías siempre acaban por dejar en el lector una doble impresión. La heterogeneidad intrínseca de este tipo de obras ofrece un abanico de historias con una relación dispar de la calidad entre los distintos autores implicados en el proyecto. Hay descubrimientos, consagraciones, decepciones e incluso autores que pasan sin pena ni gloria, meros comparsas ocultos entre los grandes nombres. Por esta razón la labor del editor es más importante que nunca y la selección de obras ha de estar racionalizada con mucho cuidado, orientando el resultado final hacia un objetivo concreto. En el caso que nos ocupa, las intenciones son en principio desiguales y la valoración final depende exclusivamente de los valores propios del lector.


Paul Hornschemeier para MOME

MOME es una serie trimestral de antologías publicada originalmente por Fantagraphics de la mano de la cabeza visible de la editorial y que ahora nos trae La Cúpula. Gary Groth ha conseguido reunir a varios de los nuevos valores del cómic independiente estadounidense, como Paul Hornschemeier, Jeffrey Brown ó Gabrielle Bell. Al primero ya lo conocemos en España gracias a la edición por parte de Astiberri de la cruda historia Madre, vuelve a casa y lo tendremos de vuelta con Las tres paradojas. El autor de Ohio, en esta primera entrega de MOME, emplea con maestría los silencios para comunicar la angustia de una abandonada protagonista; el dolor y la aparente incomprensión sentidos en la adolescencia se erigen como motores de una historia por entregas que pronto será recopilada en álbum. Hornschemeier es también objeto de una entrevista por Gary Groth que nos permite conocer con más profundidad sus inquietudes artísticas. Pero la grata sorpresa de esta antología viene de Gabrielle Bell, la gran desconocida dentro de nuestras fronteras y una de las figuras sobresalientes del catálogo de Drawn & Quarterly con Lucky, pero sobre todo conocida en Estados Unidos por su cómic When I'm Old. Bell construye con total fluidez una episódica ensoñación ante lo que podría ser el futuro junto a una persona que acaba de entrar en la vida de la protagonista. ¿Qué pasaría si se dejara engatusar por un vecino un tanto libertino? El resultado es el juego hipotético con el que nos enfrentamos diariamente.

Una serie de simbólicos relatos conforman MOME, una antología que se presenta al lector con una vitola experimental. Ideal para el lector acérrimo de las obras editadas por la editorial afincada en Seattle, pues está impregnada del espíritu independiente y atrevido que la ha caracterizado a lo largo de su historia. Anders Nilsen, David B., Kikuo Johnson y otros nombres propios de igual excelencia pueblan las cabeceras de este y los siguientes volúmenes de MOME. Continuaremos su lectura en otoño...


Colleen Coover para Sexy Chix

Frente a la oferta ecléctica de MOME nos encontramos con Sexy Chix, una iniciativa de Diana Schutz para Dark Horse que acaba de publicar Glénat en España. Se trata de un cómic único con la sola premisa de que todas las autoras de los relatos son del sexo femenino. Todo tipo de historias tienen cabida en este volumen, desde los más desgarradores episodios autobiográficos hasta las más locas e inanes historias detectivescas o autoparódicas. De esta forma, Sexy Chix es tan heterogénea gráficamente como en el apartado argumental. Con el nexo común de la sensibilidad femenina, las páginas de esta antología nos ofrecen una amplia diversidad de historias que concluyen en un regusto final que combina lo dulce con lo amargo. En contraposición a algunas historias ciertamente prescindibles nos encontramos con varias perlas destacables como las aportadas por Chynna Clugston, que abre el libro con una divertida página donde relata el trabajo diario de una dibujante de cómics; o Colleen Coover, con una dura reflexión ante el futuro incierto que se avecina tras una trágica pérdida.


Joyce Carol Oates y Laurenn McCubbin para Sexy Chix

Sexy Chix significa también la primera toma de contacto de autoras de otros campos en el medio del cómic. La incursión en el mundo comiquero de la novelista Joyce Carol Oates con ¿No confías en mí?, una parábola adaptada en cuatro páginas y ambientada en un inquietante futuro cercano en el que las mujeres no tienen el control sobre su propio cuerpo, es una de las más notables historias presentadas en esta antología. Como también lo es El arte del desapego, de Sarah Grace McCandless, donde la autoimpuesta soledad que sobreviene tras una ruptura es más dura que el propio desamor.

El regreso de este tipo de publicaciones (las aquí comentadas MOME y Sexy Chix y otras como Humo ó BDBanda) no puede ser más que bienvenido. Hemos de congratularnos por las antologías y las revistas de cómic que ahora mismo inundan las librerías especializadas, pues éste es un síntoma de la buena salud del mercado. Trivializando y en pocas palabras, son una excelente prueba de nuevos talentos que puede ayudar a la publicación de algunos autores que de otra forma no podríamos leer en castellano. Además, la estructura del relato breve (o las entregas episódicas) es inherente a una narrativa inusual para muchos de los autores más consagrados; será curioso ver cómo se desenvuelven en estos parajes.


Enlaces relacionados:

Etiquetas:

3 Comentarios:

Publicar un comentario



  << Ir a la página principal