Lecturas: "Jóvenes Vengadores - Sidekicks"

He sido el primer sorprendido, de forma muy grata, con esta nueva serie de Marvel. No esperaba que la Casa de las Ideas, con demasiadas bombillas fundidas últimamente, consiguiera engancharme a una de sus series, mucho menos a una nueva con un planteamiento tan poco original y del que no se puede esperar mucho a priori. Pero Jóvenes Vengadores es algo más: es un verdadero cómic de superhéroes.



Jóvenes Vengadores 1-6: Sidekicks
Allan Heinberg y Jim Cheung
Panini


De las ruinas de "Vengadores Desunidos" surge un nuevo grupo de jóvenes superhéroes con aspecto bastante reconocible para combatir el Mal. Desde el Daily Bugle se bautiza al nuevo grupo como los Jóvenes Vengadores pero, ¿quiénes son, de dónde vienen y qué relación tienen con el grupo original? Con esta anodina carta de presentación cualquiera que se acerque al cómic lo hará bien cargado de prejuicios tales como esperar simplemente otro aburrido cómic más de un grupo cuya única baza comercial es la de apoyarse en un cómic ya consagrado, pero nada más lejos de la realidad. Allan Heinberg, guionista televisivo de series como Las chicas de Gillmore y O.C., nos presenta un cómic de superhéroes fresco, revitalizador y genuino, con las dosis justas de acción, suspense, humor, giros argumentales y pausadas reflexiones, todo aderezado por un respeto y un conocimiento exhaustivo del universo Marvel tradicional.

Iron Lad, Patriota, Hulkling y Asgardiano hacen su primera aparición por televisión, donde captan la atención de un malhumorado J. Jonah Jameson interesado, para variar, en lo que parece ser un nuevo grupo de superhéroes. Las versiones homenajeadoras de Iron Man, el Capitán América (o más bien Bucky), Hulk y Thor son auténticos desconocidos y el editor del Daily Bugle no puede dejar pasar la ocasión para averiguar la verdad que esconden estos chicos. Para ello encomienda a Jessica Jones la tarea de acercárseles, conocerlos mejor y, claro, obtener una exclusiva sobre sus orígenes y sus motivaciones. Pronto aparecen en escena también dos de los máximos exponentes del disuelto grupo de Vengadores, el Capitán América y Iron Man, interesados cómo no por la suerte de estos nuevos superhéroes y su posible interés en adoptar la condición de Vengadores. De su intervención y de otras más depende que la inminente amenaza de Kang el Conquistador sea detenida a tiempo.

Los integrantes de los Jóvenes Vengadores están ligados, de un modo u otro, a la continuidad Marvel, a los pesos pesados de este universo. El descubrimiento de estas raíces es uno de los misterios a resolver en estos primeros números de la serie, y os puedo asegurar que hay más de una sorpresa escondida. Tanto el origen de la formación del grupo como el de sus componentes demuestra la capacidad de Heinberg de tomar prestada de la continuidad oficial cualquier situación que le sirva para combinar un cóctel explosivo. El trabajo de guionistas anteriores es estudiado al milímetro: la construcción pasada de los caracteres involucrados tiene una repercusión lógica y coherente con sus actos en el presente. Es de recibo pensar que algún antiguo miembro de los Vengadores tenía un plan de contingencia en caso de que el grupo se disgregara, como así ha ocurrido durante "Vengadores Desunidos". Luego ya es tarea propia dar un paso más allá, hacer evolucionar la serie adelante, de forma congruente a las bases establecidas y a las premisas presentadas como leit motiv de la serie.

Asimismo, la riqueza del universo Marvel y la tradición humanizadora le sirve a Heinberg para moldear unos personajes complejos e interesantes, nada homogeneizados ni estereotipados, a los que pronto cogeremos cierto cariño. El Patriota se tercia como un chico protestón, inconformista y soberbio, incapaz de reconocer sus fallos en público, que además va vestido, al contrario que sus compañeros, no como una versión remozada de un Vengador, sino como Bucky, el ayudante fallecido del Capitán América; toda una declaración de intenciones del más arisco de los novatos. Iron Lad es uno de los motores principales de este primer arco argumental, pues tanto él como su yo futuro tienen mucho que aportar en el devenir del grupo. Aparte quedan Asgardiano y Hulkling, una pareja un tanto peculiar que ya ha generado cierta controversia en internet por la ambigüedad de género de Hulkling y su presunta homosexualidad. A ellos pronto se suman otros personajes que casan perfectamente con la idiosincrasia de un grupo creado, como los Vengadores, para hacer frente a una amenaza particular, pero siempre a la sombra del grupo original, una carga muy pesada de llevar. No tardamos en ver evolucionar el carácter de estos chicos, siempre en constante cambio, forzados por las circunstancias a mostrar una nueva faceta suya que desconocíamos de números anteriores. Heinberg consigue que nos interesemos por el futuro de unos personajes creados tan recientemente, pero de forma tan inteligente, próxima, sucinta y elaborada, que da la sensación que los conocemos de toda la vida. Es encomiable la labor de caracterización del guionista, en especial la interacción que logra entre los distintos personajes, en principio desconocidos unidos por el respeto a unos grandes héroes, que acaban por formar un grupo de auténticos compañeros, sobre todo, amigos.

Tenemos entre manos una serie que sirve como ejemplo perfecto de lo que debería ser un cómic de superhéroes. Las medidas justas de acción, reflexión y misterio; un ritmo narrativo acompasado mantenido con un pulso firme y decidido; y un dibujo siempre supeditado a las exigencias del guión, espectacular y expresivo cuando se le requiere. No nos engañemos: no es más que un simple cómic de superhéroes donde un grupo de jóvenes luchan contra un poderoso rival. Pero tan sencillo es en su planteamiento como difícil se presenta hoy día la tarea de encontrar otro cómic de este mismo género que sea capaz de mantener un nivel creativo, una capacidad de atrapar al lector con un entusiasmo y una vitalidad sorprendentes a cada secuencia, que Jóvenes Vengadores consigue con creces.



Reseñas relacionadas:

Etiquetas:

5 Comentarios:

  • Pues a mí me ha parecido una chorradilla adolescente. Aunque yo soy un gafapasta, claro... :)

    Por Blogger Alvaro, a las 11:08 a. m.  

  • Hasta Runaways es más entretenido...

    Por Blogger Alvaro, a las 11:09 a. m.  

  • A mí me ha encantado y desgraciadamente se nota demasiado en la reseña, pero qué le voy a hacer :)

    Para que luego me tilden también a mí de gafapasta. ¡No saben lo que dicen! :D

    Por Blogger tirafrutas, a las 11:17 a. m.  

  • yo mañana me voy a comprar el numero 1...pro no se si comprrame el numero 1 o los tres primero numeros

    mi e-mail es : GERMANCOMICS@HOTMAIL.COM

    Por Anonymous GERMAN, a las 12:16 a. m.  

  • Hola, mi nombre es Nicolas y me gustaría decir que tengo el ejemplar Numero 1 de Los Jóvenes Vengadores y como no tengo nada que hacer con ella
    me gustaría venderla, en realidad la historieta es bastante buena a si que me gustaría venderla ,mi mail es n_m_sole@hotmail.com ,si la quieren comprar envíenme un mail .

    Por Anonymous Nicolas.Sole., a las 2:53 a. m.  

Publicar un comentario



  << Ir a la página principal