Howard Cruse se molesta con Dolmen

El autor carga contra el responsable de la edición española de Stuck Rubber Baby

Howard Cruse está desencantado con algunas de las ediciones extranjeras de sus cómics y así lo acaba de asegurar en su blog. En el caso que nos preocupa, España, Cruse tiene sentimientos encontrados:

    "Mi hipnotizador" apareció en blanco y negro en el número de Julio-Septiembre de 2006 de Claro que sí, en contraste con la edición a todo color que tuvo en la antología Young Bottom In Love.

    (...)

    ¿Por qué saco el tema a colación cerca de dos años después de la fecha de portada de esta bellísima en factura revista de cómic gay producida en Barcelona? Porque tras la revisión de Ediciones La Cúpula (...) no me fue enviada ninguna copia del número en cuanto salió a la venta.

    Me alegra decir que este lapsus fue rectificado con rapidez cuando pregunté acerca de la suerte de esta historia hace poco. Recibí una copia de la revista por correo hace unos días. Tiene una pinta estupenda, con una ilustración de portada de Ralf König realmente bella aunque con muchos cómics horrorosos en el interior.

Parece que tuvo un ligero contratiempo que fue subsanado con prontitud. Pero Cruse, entonces, reconduce el tema a los aspectos contractuales:

    Y tengo que añadir que no hubo retraso alguno en los pagos por los derechos de traducción. Este elemento crucial de la transacción se llevó a cabo con rapidez y en su totalidad en el momento en que acordamos.



    Que es más de lo que puedo decir de Dolmen Editorial, quienes adquirieron Stuck Rubber Baby hace años, lo editaron tan primorosamente como cualquier autor podría desear, del que además puedo alardear de haber conseguido un premio en el Saló del Còmic de Barcelona, y finalmente supuestamente fue saboteado al ser tan recalcitrantes e incomunicativos acerca de las cifras de venta del libro, de modo que DC Comics finalmente rescindió los derechos de traducción (...).

    (...)

    Cargar las culpas es difícil en casos como éstos, ya que en ocasiones los individuos que negociaron los derechos o supervisaron las subsiguientes ediciones de los libros -en el caso de Dolmen, Jaume Vaquer y Vicente García (...)- fueron agentes libres o empleados que han dejado sus respectivas compañías antes de que se manifestara la mala praxis. Todos los que he mencionado han expresado su gran consternación cuando fueron contactados, y ninguno de ellos aseguró tener el poder necesario actualmente para enmendarlo.

Afortunadamente, no generaliza su mala experiencia con alguien de Dolmen al resto del mercado español:

    En contraste con la agria experiencia que acabo de describir, en todo momento fui tratado por La Cúpula con respeto y cortesía (...).

    Gracias, chicos.

Etiquetas:

1 Comentarios:

  • Desde cuando "Jaume Vaquer y Vicente García (...)- fueron agentes libres o empleados que han dejado sus respectivas compañías"?

    Por Anonymous Anónimo, a las 2:28 a. m.  

Publicar un comentario



  << Ir a la página principal