Lecturas: "La tragedia de P"

Rumiko Takahashi es uno de los nombres capitales en el panorama del manga. Hasta ahora conocemos sus grandes éxitos, como Ranma 1/2 o Inu Yasha, pero pocas son las ocasiones en las que podemos degustar de lo exquisito de su relato breve. Lo episódico es muchas veces, con diferencia, más rico que la novela de gran calibre.



La tragedia de P
Rumiko Takahashi
Ediciones Glénat


La tragedia de P es un volumen recopilatorio de seis historias cortas realizadas por Rumiko Takahashi, dentro de su serie Rumik Theatre, a la que también pertenecen 1 or W y One Pound Gospel, de inminente aparición por parte de Glénat. La editorial recupera este volumen ya publicado anteriormente por Planeta DeAgostini, con nueva traducción y sentido de lectura oriental, en su formato Big Manga, empleado para editar Maison Ikkoku y Lamu, de la misma autora.

Las historias de La tragedia de P se sumergen en el entorno cotidiano de una forma un tanto peculiar. En la historia que da título al volumen, los prejuicios nos presentan a una vecina que no soporta la presencia de animales en la finca y se apoya en las leyes de la comunidad para echar fuera del edificio a todo aquel que tiene una mascota. En otro episodio, las falsas esperanzas de una joven empresaria por recuperar a su marido se desvanecen de inmediato. La esquina de una casa se convierte en vertedero con tal de complacer a un jefe en el tercer capítulo. El hallazgo de unos huesos en unas macetas y la rumorología del barrio dan lugar a toda clase de paranoias en la protagonista de En las macetas. Finalmente, el componente fantástico se adueña de los dos últimos relatos, con una anciana revivida que adquiere poderes telekinéticos y obsesionada con un amor pasado, y la aparición de un espíritu guardián que se encarga de velar por la seguridad de los ocupantes de una casa.

Impregnados de elementos fuera de lo común, los seis relatos giran en torno a unos personajes principales y unos equívocos, que despistan al lector y protagonizan los inesperados desenlaces. Rumiko Takahashi sabe jugar con el día a día de una forma inusual, descontextualizando o introduciendo un elemento extraño de modo que lo habitual se vuelve extraordinario y adquiere un sorprendente, morboso y a la vez cómico interés. La presencia de un pingüino en un apartamento no es lo más normal del mundo, como tampoco que se aparezca la fantasmal figura de un niño gigantesco en los momentos más inesperados. Por otro lado, los prejuicios que dominan a los protagonistas y conducen su actitud a lo largo de su correspondiente episodio tienen su respuesta en una moralina final. El personaje se equivoca, no debería haber sentenciado con tanta precipitación. Al término del capítulo, se percata de ello (excepto en una ocasión), justo en el mismo punto que el lector. ¿Habrá caído también en la misma trampa?

Con La tragedia de P tenemos una nueva oportunidad de acercarnos al universo particular de Rumiko Takahashi, esta gran mangaka que es capaz de transformar lo más ordinario, la historia más frecuentemente contada del mundo, en algo insólito recubierto con pinceladas de humor.

3 Comentarios:

  • ¡Enhorabuena, Sergio! El otro día vi en la solapa de "El Hombre Cadáver" unas palabritas sacadas de tu blog. ¡A seguir así!

    Por Blogger Kalashnikov, a las 10:18 p. m.  

  • No hay por qué celebrarlo pero, ¡gracias!

    Por Blogger tirafrutas, a las 11:12 p. m.  

  • La verdad es que con Maison Ikkoku me lo pasé de fábula. Parece mentira cómo se puede alargar un relato 10 tomos cuando se podría concluir en uno sólo. A ver qué tal se le dan estos relatos cortos. Estoy ansioso por hacerme con ellos.

    Por Blogger El Lector de Comics, a las 10:31 a. m.  

Publicar un comentario



  << Ir a la página principal