Ejemplares rectificados demasiado literalmente



Todos recordaréis los dos últimos errores de edición de cómics de Ediciones La Cúpula en la publicación de Agujero negro y Junior, y que éstos se iban a subsanar con la retirada de los ejemplares defectuosos y la distribución de una nueva edición corregida, que debía llegar a las librerías hace unos días. Justamente hará un par de semanas me llegó el listado semanal de novedades que envía la librería Norma Sabadell y me encontré con este comentario de José Antonio Serrano:

    AVISO IMPORTANTE: La edición de Agujero Negro fue retirada de la venta por la editorial porque tenía una página repetida. La editorial los retiró de la venta e informó en una nota que más tarde se pondrían a la venta (literalmente) "ejemplares rectificados". Pues bien, estos "ejemplares rectificados" (notense las comillas) consisten en que la editorial, en vez de imprimir de nuevo el cómic corrigiendo el error, ha "abierto" físicamente los ejemplares, cortado la página duplicada y pegado (con cola) una única hoja que sustituye a la hoja que faltaba. El lomo de estos ejemplares ha quedado totalmente marcado en el proceso de ser abierto 180 grados para la "operación", y además el "parche" de la hoja "insertada" sobresale ligeramente de entre las demás.

Me extrañó esta decisión y, sobre todo, lo que parecía haber sido una maniobra un tanto chapucera por parte de los encargados de corregir los volúmenes defectuosos. Porque, puestos a reaprovechar la tirada original, se podía hacer con cierto mimo para que no se notara la manipulación. El pasado viernes, en mi visita habitual a mi librería de confianza, me encontré con que, ciertamente, la solución empleada equivale más bien a un roto por un descosido. En los ejemplares que pude ver, las páginas añadidas en el libro de Junior sobresalen del tomo y se ve perfectamente la cola. En cambio, el volumen de Agujero negro disimula mucho mejor este arreglo, aunque por contra hace gala de una bonita arruga en el lomo que demuestra el poco cuidado a la hora de insertar la página correcta.

No es una solución, desde luego, muy popular, aunque se entiende, por otro lado, que esta vía era la más conveniente para la editorial, que ya ha realizado un gran desembolso en las tiradas originales. La palabra es del público, ahora.

10 Comentarios:

Publicar un comentario



  << Ir a la página principal